Fesitess Illes Balears
Presentación
Estatutos
Afiliación
Afiliados
Asesoría
Convocatorias
FESITESS
Legislación
Recortes de prensa
Secciones sindicales
Noticias
Ultima hora
Enlaces
Localización
Contactar
Intranet

  

REAL DECRETO LEGISLATIVO 1/1995, de 24 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores. BOE. núm 75 de 29 de marzo.

Exposición de motivos

Articulado
-----------------------------------------------------------------------

Exposición de motivos
La disposición final séptima de la Ley 42/1994, de 30 de diciembre, de medidas fiscales, administrativas y de orden social, autoriza al Gobierno para elaborar en el plazo de tres meses desde la entrada en vigor de la Ley, un texto refundido de la Ley 8/1980, de 10 de marzo, del Estatuto de los Trabajadores, incorporando las modificaciones introducidas por la misma así como las efectuadas por las disposiciones legales que enumera.

Asimismo, la disposición final de la Ley 4/1995, de 23 de marzo, de regulación del permiso parental y por maternidad, ordena incluir en el texto refundido las modificaciones por ella producidas en el Estatuto de los Trabajadores.

En su virtud, a propuesta del Ministro de Trabajo y Seguridad Social, previo dictamen del Consejo Económico y Social e informe del Consejo General del Poder Judicial, de acuerdo con el Consejo de Estado y previa deliberación del Consejo de Ministros en su reunión del día 24 de marzo de 1995,

DISPONGO:

Artículo único.
Se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores que se inserta a continuación.


Disposición final única.
El presente Real Decreto Legislativo y el texto refundido que aprueba entrarán en vigor el día 1 de mayo de 1995.

Dado en Madrid a 24 de marzo de 1995

JUAN CARLOS R.

El Ministro de Trabajo y Seguridad Social
JOSÉ ANTONIO GRIÑÁN MARTÍNEZ


ANEXO
Texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores

ÍNDICE

TITULO I. De la relación individual de trabajo

CAPITULO I. Disposiciones generales

SECCIÓN 1.ª ÁMBITO Y FUENTES

Artículo 1. Ámbito de aplicación

Artículo 2. Relaciones laborales de carácter especial

Artículo 3. Fuentes de la relación laboral

SECCIÓN 2.ª DERECHOS Y DEBERES LABORALES BASICOS

Artículo 4. Derechos laborales

Artículo 5. Deberes laborales

SECCIÓN 3.ª ELEMENTOS Y EFICACIA DEL CONTRATO DE TRABAJO

Artículo 6. Trabajo de los menores

Artículo 7. Capacidad para contratar

Artículo 8. Forma del contrato

Artículo 9. Validez del contrato

SECCIÓN 4.ª MODALIDADES DEL CONTRATO DE TRABAJO

Artículo 10. Trabajo en común y contrato de grupo

Artículo 11. Contratos formativos

Artículo 12. Contrato a tiempo parcial y contrato de relevo

Artículo 13. Contrato de trabajo a domicilio

CAPITULO II. Contenido del contrato de trabajo

SECCIÓN 1.ª DURACIÓN DEL CONTRATO

Artículo 14. Período de prueba

Artículo 15. Duración del contrato

Artículo 16. Ingreso al trabajo

SECCIÓN 2.ª DERECHOS Y DEBERES DERIVADOS DEL CONTRATO

Artículo 17. No discriminación en las relaciones laborales

Artículo 18. Inviolabilidad de la persona del trabajador

Artículo 19. Seguridad e higiene

Artículo 20. Dirección y control de la actividad laboral

Artículo 21. Pacto de no concurrencia y de permanencia en la empresa

SECCION 3.ª CLASIFICACIÓN PROFESIONAL Y PROMOCION EN EL TRABAJO

Artículo 22. Sistema de clasificación profesional

Artículo 23. Promoción y formación profesional en el trabajo

Artículo 24. Ascensos

Artículo 25. Promoción económica

SECCION 4.ª SALARIOS Y GARANTIAS SALARIALES

Artículo 26. Del salario

Artículo 27. Salario mínimo interprofesional

Artículo 28. Igualdad de remuneración por razón del sexo

Artículo 29. Liquidación y pago

Artículo 30. Imposibilidad de la prestación

Artículo 31. Gratificaciones extraordinarias

Artículo 32. Garantías del salario

Artículo 33. El Fondo de Garantía Salarial

SECCION 5.ª TIEMPO DE TRABAJO

Artículo 34. Jornada

Artículo 35. Horas extraordinarias

Artículo 36. Trabajo nocturno, trabajo a turnos y ritmo de trabajo

Artículo 37. Descanso semanal, fiestas y permisos

Artículo 38. Vacaciones anuales

CAPITULO III. Modificación, suspensión y extinción del contrato de trabajo

SECCION 1.ª MOVILIDAD FUNCIONAL Y GEOGRAFICA

Artículo 39. Movilidad funcional

Artículo 40. Movilidad geográfica.

Artículo 41. Modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo

SECCION 2.ª GARANTIAS POR CAMBIO DE EMPRESARIO

Artículo 42. Responsabilidad empresarial en caso de subcontrata de obras o servicios

Artículo 43. Cesión de trabajadores

Artículo 44. La sucesión de empresa

SECCION 3.ª SUSPENSION DEL CONTRATO

Artículo 45. Causas y efectos de la suspensión

Artículo 46. Excedencias

Artículo 47. Suspensión del contrato por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción o derivadas de fuerza mayor

Artículo 48. Suspensión con reserva de puesto de trabajo

SECCIÓN 4.ª EXTINCIÓN DEL CONTRATO

Artículo 49. Extinción del contrato

Artículo 50. Extinción por voluntad del trabajador

Artículo 51. Despido colectivo

Artículo 52. Extinción del contrato por causas objetivas

Artículo 53. Forma y efectos de la extinción por causas objetivas

Artículo 54. Despido disciplinario

Artículo 55. Forma y efectos del despido disciplinario

Artículo 56. Despido improcedente

Artículo 57. Pago por el Estado

CAPITULO IV. Faltas y sanciones de los trabajadores

Artículo 58. Faltas y sanciones de los trabajadores

CAPITULO V. Plazos de prescripción

SECCION 1.ª PRESCRIPCION DE ACCIONES DERIVADAS DEL CONTRATO

Artículo 59. Prescripción y caducidad

SECCIÓN 2.ª PRESCRIPCIÓN DE LAS INFRACCIONES Y FALTAS

Artículo 60. Prescripción


TITULO II. De los derechos de representación colectiva y de reunión de los trabajadores en la empresa

CAPITULO I. Del derecho de representación colectiva

Artículo 61. Participación

SECCIÓN 1.ª ÓRGANOS DE REPRESENTACIÓN

Artículo 62. Delegados de personal

Artículo 63. Comités de empresa

Artículo 64. Competencias

Artículo 65. Capacidad y sigilo profesional

Artículo 66. Composición

Artículo 67. Promoción de elecciones y mandato electoral

Artículo 68. Garantías

SECCIÓN 2.ª PROCEDIMIENTO ELECTORAL

Artículo 69. Elección

Artículo 70. Votación para Delegados

Artículo 71. Elección para el Comité de Empresa

Artículo 72. Representantes de quienes presten servicios en trabajos fijos discontinuos y de trabajadores no fijos

Artículo 73. Mesa electoral

Artículo 74. Funciones de la mesa

Artículo 75. Votación para Delegados y Comités de Empresa

Artículo 76. Reclamaciones en materia electoral

CAPITULO II. Del derecho de reunión

Artículo 77. Las asambleas de trabajadores

Artículo 78. Lugar de reunión

Artículo 79. Convocatoria

Artículo 80. Votaciones

Artículo 81. Locales y tablón de anuncios


TITULO III. De la negociación y de los convenios colectivos

CAPITULO I. Disposiciones generales

SECCIÓN 1.ª NATURALEZA Y EFECTOS DE LOS CONVENIOS

Artículo 82. Concepto y eficacia

Artículo 83. Unidades de negociación

Artículo 84. Concurrencia

Artículo 85. Contenido

Artículo 86. Vigencia

SECCION 2.ª LEGITIMACION

Artículo 87. Legitimación

Artículo 88. Comisión negociadora

CAPITULO II. Procedimiento

SECCIÓN 1.ª TRAMITACIÓN, APLICACIÓN E INTERPRETACIÓN

Artículo 89. Tramitación

Artículo 90. Validez

Artículo 91. Aplicación e interpretación

SECCIÓN 2.ª ADHESIÓN Y EXTENSIÓN

Artículo 92. Adhesión y extensión


TITULO IV. Infracciones laborales

CAPITULO I. Disposiciones generales

Artículo 93. Concepto

Artículo 94. Infracciones leves

Artículo 95. Infracciones graves

Artículo 96. Infracciones muy graves

CAPITULO II. Derecho supletorio

Artículo 97. Sanciones

Disposición adicional primera. Fomento de la contratación indefinida de los contratos en prácticas y de aprendizaje

Disposición adicional segunda. Contratos formativos celebrados con trabajadores minusválidos

Disposición adicional tercera. Programas de fomento del empleo

Disposición adicional cuarta. Conceptos retributivos

Disposición adicional quinta. Personal de alta dirección

Disposición adicional sexta. Representación institucional de los empresarios

Disposición adicional séptima. Regulación de condiciones por rama de actividad

Disposición adicional octava. Código de trabajo

Disposición adicional novena. Anticipos reintegrables

Disposición adicional décima. Límite máximo de edad para trabajar

Disposición adicional undécima. Acreditación de la capacidad representativa

Disposición adicional duodécima. Preavisos

Disposición adicional decimotercera. Solución no judicial de conflictos

Disposición adicional decimocuarta. Sustitución de trabajadores excedentes por cuidado de hijos

Disposición transitoria primera. Contratos de aprendizaje.

Disposición transitoria segunda. Contratos celebrados antes del 8 de diciembre de 1993

Disposición transitoria tercera. Contratos celebrados antes del 24 de mayo de 1994

Disposición transitoria cuarta. Vigencia de disposiciones reglamentarias

Disposición transitoria quinta. Vigencia de normas sobre jornadas y descansos

Disposición transitoria sexta. Ordenanzas de trabajo

Disposición transitoria séptima. Extinciones anteriores a 12 de junio de 1994

Disposición transitoria octava. Elecciones a representantes de los trabajadores

Disposición transitoria novena. Participación institucional.

Disposición transitoria décima. Incapacidad laboral transitoria e invalidez provisional

Disposición transitoria undécima. Excedencias por cuidado de hijos anteriores al día 13 de abril de 1995

Disposición derogatoria única

Disposición final primera. Trabajo por cuenta propia

Disposición final segunda. Comisión Consultiva Nacional de Convenios Colectivos

Disposición final tercera. Normas de aplicación del Título II

Disposición final cuarta. Tipo de cotización al Fondo de Garantía Salarial

Disposición final quinta. Disposiciones de desarrollo


TITULO I. De la relación individual de trabajo

CAPITULO I. Disposiciones generales

SECCION 1.ª AMBITO Y FUENTES

Artículo 1. Ambito de aplicación.
La presente Ley será de aplicación a los trabajadores que voluntariamente presten sus servicios retribuidos por cuenta ajena y dentro del ámbito de organización y dirección de otra persona, física o jurídica, denominada empleador o empresario.

A los efectos de esta Ley, serán empresarios todas las personas, físicas o jurídicas, o comunidades de bienes que reciban la prestación de servicios de las personas referidas en el apartado anterior, así como de las personas contratadas para ser cedidas a empresas usuarias por empresas de trabajo temporal legalmente constituidas.

Se excluyen del ámbito regulado por la presente Ley:

) La relación de servicio de los funcionarios públicos, que se regulará por el Estatuto de la Función Pública, así como la del personal al servicio del Estado, las Corporaciones locales y las entidades públicas autónomas, cuando, al amparo de una Ley, dicha relación se regule por normas administrativas o estatutarias.

) Las prestaciones personales obligatorias.

) La actividad que se limite, pura y simplemente, al mero desempeño del cargo de consejero o miembro de los órganos de administración en las empresas que revistan la forma jurídica de sociedad y siempre que su actividad en la empresa sólo comporte la realización de cometidos inherentes a tal cargo.

) Los trabajos realizados a título de amistad, benevolencia o buena vecindad.

) Los trabajos familiares, salvo que se demuestre la condición de asalariados de quienes los llevan a cabo. Se considerarán familiares, a estos efectos, siempre que convivan con el empresario, el cónyuge, los descendientes, ascendientes y demás parientes por consanguinidad o afinidad, hasta el segundo grado inclusive y, en su caso, por adopción.

) La actividad de las personas que intervengan en operaciones mercantiles por cuenta de uno o más empresarios, siempre que queden personalmente obligados a responder del buen fin de la operación asumiendo el riesgo y ventura de la misma.

) En general, todo trabajo que se efectúe en desarrollo de relación distinta de la que define el apartado 1 de este artículo.

A tales efectos se entenderá excluida del ámbito laboral la actividad de las personas prestadoras del servicio de transporte al amparo de autorizaciones administrativas de las que sean titulares, realizada mediante el correspondiente precio, con vehículos comerciales de servicio público cuya propiedad o poder directo de disposición ostenten, aun cuando dichos servicios se realicen de forma continuada para un mismo cargador o comercializador.

La legislación laboral española será de aplicación al trabajo que presten los trabajadores españoles contratados en España al servicio de empresas españolas en el extranjero, sin perjuicio de las normas de orden público aplicables en el lugar de trabajo. Dichos trabajadores tendrán, al menos, los derechos económicos que les corresponderían de trabajar en territorio español.

A efectos de esta Ley se considera centro de trabajo la unidad productiva con organización específica que sea dada de alta, como tal, ante la autoridad laboral.
En la actividad de trabajo en el mar se considerará como centro de trabajo el buque, entendiéndose situado en la provincia donde radique su puerto de base.


Artículo 2. Relaciones laborales de carácter especial.
Se considerarán relaciones laborales de carácter especial:

) La del personal de alta dirección no incluido en el artículo 1.3.c).

) La del servicio del hogar familiar.

) La de los penados en las instituciones penitenciarias.

) La de los deportistas profesionales.

) La de los artistas en espectáculos públicos.

) La de las personas que intervengan en operaciones mercantiles por cuenta de uno o más empresarios sin asumir el riesgo y ventura de aquéllas.

) La de los trabajadores minusválidos que presten sus servicios en los centros especiales de empleo.

) La de los estibadores portuarios que presten servicios a través de sociedades estatales o de los sujetos que desempeñen las mismas funciones que éstas en los puertos gestionados por las Comunidades Autónomas.

) Cualquier otro trabajo que sea expresamente declarado como relación laboral de carácter especial por una Ley.

En todos los supuestos señalados en el apartado anterior, la regulación de dichas relaciones laborales respetará los derechos básicos reconocidos por la Constitución.


Artículo 3. Fuentes de la relación laboral.
Los derechos y obligaciones concernientes a la relación laboral se regulan:

) Por las disposiciones legales y reglamentarias del Estado.

) Por los convenios colectivos.

) Por la voluntad de las partes manifestada en el contrato de trabajo, siendo su objeto lícito y sin que en ningún caso puedan establecerse en perjuicio del trabajador condiciones menos favorables o contrarias a las disposiciones legales y convenios colectivos antes expresados.

) Por los usos y costumbres locales y profesionales.

Las disposiciones legales y reglamentarias se aplicarán con sujeción estricta al principio de jerarquía normativa. Las disposiciones reglamentarias desarrollarán los preceptos que establecen las normas de rango superior, pero no podrán establecer condiciones de trabajo distintas a las establecidas por las leyes a desarrollar.

Los conflictos originados entre los preceptos de dos o más normas laborales, tanto estatales como pactadas, que deberán respetar en todo caso los mínimos de derecho necesario, se resolverán mediante la aplicación de lo más favorable para el trabajador apreciado en su conjunto, y en cómputo anual, respecto de los conceptos cuantificables.

Los usos y costumbres sólo se aplicarán en defecto de disposiciones legales, convencionales o contractuales, a no ser que cuenten con una recepción o remisión expresa.

Los trabajadores no podrán disponer válidamente, antes o después de su adquisición, de los derechos que tengan reconocidos por disposiciones legales de derecho necesario. Tampoco podrán disponer válidamente de los derechos reconocidos como indisponibles por convenio colectivo.

SECCION 2.ª DERECHOS Y DEBERES LABORALES BASICOS

Artículo 4. Derechos laborales.
Los trabajadores tienen como derechos básicos, con el contenido y alcance que para cada uno de los mismos disponga su específica normativa, los de:

) Trabajo y libre elección de profesión u oficio.

) Libre sindicación.

) Negociación colectiva.

) Adopción de medidas de conflicto colectivo.

) Huelga.

) Reunión.

) Participación en la empresa.

En la relación de trabajo, los trabajadores tienen derecho:

) A la ocupación efectiva.

) A la promoción y formación profesional en el trabajo.

) A no ser discriminados para el empleo, o una vez empleados, por razones de sexo, estado civil, por la edad dentro de los límites marcados por esta Ley, raza, condición social, ideas religiosas o políticas, afiliación o no a un sindicato, así como por razón de lengua, dentro del Estado español. Tampoco podrán ser discriminados por razón de disminuciones físicas, psíquicas y sensoriales, siempre que se hallasen en condiciones de aptitud para desempeñar el trabajo o empleo de que se trate.

) A su integridad física y a una adecuada política de seguridad e higiene.

) Al respeto de su intimidad y a la consideración debida a su dignidad, comprendida la protección frente a ofensas verbales o físicas de naturaleza sexual.

) A la percepción puntual de la remuneración pactada o legalmente establecida.

) Al ejercicio individual de las acciones derivadas de su contrato de trabajo.

) A cuantos otros se deriven específicamente del contrato de trabajo.


Artículo 5. Deberes laborales.
Los trabajadores tienen como deberes básicos:

) Cumplir con las obligaciones concretas de su puesto de trabajo, de conformidad a las reglas de la buena fe y diligencia.

) Observar las medidas de seguridad e higiene que se adopten.

) Cumplir las órdenes e instrucciones del empresario en el ejercicio regular de sus facultades directivas.

) No concurrir con la actividad de la empresa, en los términos fijados en esta Ley.

) Contribuir a la mejora de la productividad.

) Cuantos se deriven, en su caso, de los respectivos contratos de trabajo.


SECCION 3.ª ELEMENTOS Y EFICACIA DEL CONTRATO DE TRABAJO

Artículo 6. Trabajo de los menores.
Se prohíbe la admisión al trabajo a los menores de dieciséis años.

Los trabajadores menores de dieciocho años no podrán realizar trabajos nocturnos ni aquellas actividades o puestos de trabajo que el Gobierno, a propuesta del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, previa consulta con las organizaciones sindicales más representativas, declare insalubres, penosos, nocivos o peligrosos, tanto para su salud como para su formación profesional y humana.

Se prohíbe realizar horas extraordinarias a los menores de dieciocho años.

La intervención de los menores de dieciséis años en espectáculos públicos sólo se autorizará en casos excepcionales por la autoridad laboral, siempre que no suponga peligro para su salud física ni para su formación profesional y humana; el permiso deberá constar por escrito y para actos determinados.


Artículo 7. Capacidad para contratar.
Podrán contratar la prestación de su trabajo:

) Quienes tengan plena capacidad de obrar conforme a lo dispuesto en el Código Civil.

) Los menores de dieciocho y mayores de dieciséis años, que vivan de forma independiente, con consentimiento de sus padres o tutores, o con autorización de la persona o institución que les tenga a su cargo.

Si el representante legal de una persona de capacidad limitada la autoriza expresa o tácitamente para realizar un trabajo, queda ésta también autorizada para ejercitar los derechos y cumplir los deberes que se derivan de su contrato y para su cesación.

) Los extranjeros, de acuerdo con lo dispuesto en la legislación específica sobre la materia.


Artículo 8. Forma del contrato.
El contrato de trabajo se podrá celebrar por escrito o de palabra. Se presumirá existente entre todo el que presta un servicio por cuenta y dentro del ámbito de organización y dirección de otro y el que lo recibe a cambio de una retribución a aquél.

Deberán constar por escrito los contratos de trabajo cuando así lo exija una disposición legal y, en todo caso, los de prácticas y aprendizaje, los contratos a tiempo parcial, los contratos de trabajo a domicilio, los contratos para la realización de una obra o servicio determinado, así como los de los trabajadores contratados en España al servicio de empresas españolas en el extranjero. Igualmente constarán por escrito los contratos por tiempo determinado cuya duración sea superior a cuatro semanas. De no observarse tal exigencia, el contrato se presumirá celebrado a jornada completa y por tiempo indefinido, salvo prueba en contrario que acredite su naturaleza temporal o el carácter a tiempo parcial de los servicios.

Sustituido por la Ley 63/1997 por:
Deberán constar por escrito los contratos de trabajo cuando así lo exija una disposición legal y, en todo caso, los de prácticas y para la formación, los contratos a tiempo parcial, fijo-discontinuo y de relevo, los contratos de trabajo a domicilio, los contratos para la realización de una obra o servicio determinado así como los de los trabajadores contratados en España al servicio de empresas españolas en el extranjero. Igualmente constarán por escrito los contratos por tiempo determinado cuya duración sea superior a cuatro semanas. De no observarse tal exigencia, el contrato se presumirá celebrado a jornada completa y por tiempo indefinido, salvo prueba en contrario que acredite su naturaleza temporal o el carácter a tiempo parcial de los servicios

Sustituido por el Real Decreto-Ley 5/2001 por:
Deberán constar por escrito los contratos de trabajo cuando así lo exija una disposición le al y, en todo caso, los de prácticas y para la formación, los contratos a tiempo parcial, fijo-discontinuo y de relevo, los contratos de trabajo a domicilio, los contratos para la realización de una obra o servicio determinado, los contratos de inserción, así como los de los trabajadores contratados en España al servicio de empresas españolas en el extranjero. Igualmente constarán por escrito los contratos por tiempo determinado cuya duración sea superior a cuatro semanas., De no observarse tal exigencia, el contrato se presumirá celebrado por tiempo indefinido y a jornada completa, salvo prueba en contrario que acredite su naturaleza temporal o ,el carácter a tiempo parcial de los servicios.



) El empresario entregará a la representación legal de los trabajadores una copia básica de todos los contratos que deban celebrarse por escrito, a excepción de los contratos de relación laboral especial de alta dirección sobre los que se establece el deber de notificación a la representación legal de los trabajadores.

Con el fin de comprobar la adecuación del contenido del contrato a la legalidad vigente, esta copia básica contendrá todos los datos del contrato a excepción del número del documento nacional de identidad, el domicilio, el estado civil y cualquier otro que, de acuerdo con la Ley Orgánica 1/1982, de 5 de mayo, pudiera afectar a la intimidad personal.

La copia básica se entregará por el empresario, en un plazo no superior a diez días desde la formalización del contrato, a los representantes legales de los trabajadores, quienes la firmarán a efectos de acreditar que se ha producido la entrega. Posteriormente, dicha copia básica se enviará a la oficina de empleo. Cuando no exista representación legal de los trabajadores también deberá formalizarse copia básica y remitirse a la oficina de empleo.

En los contratos sujetos a la obligación de registro en el Instituto Nacional de Empleo la copia básica se remitirá, junto con el contrato, a la oficina de empleo. En los restantes supuestos se remitirá exclusivamente la copia básica.

Sustituido por la Ley 14/2000 por:
El empresario entregará a la representación legal de los trabajadores una copia básica de todos los contratos que deban celebrarse por escrito, a excepción de los contratos de relación laboral especial de alta dirección sobre los que se establece el deber de notificación a la representación legal de los trabajadores.

Con el fin de comprobar la adecuación del contenido del contrato a la legalidad vigente, esta copia básica contendrá todos los datos del contrato a excepción del número del documento nacional de identidad, el domicilio, el estado civil, y cualquier otro que, de acuerdo con la Ley Orgánica 1/1982, de 5 de mayo, pudiera afectar a la intimidad personal.

La copia básica se entregará por el empresario, en plazo no superior a diez días desde la formalización del contrato, a los representantes legales de los trabajadores, quienes la firmarán a efectos de acreditar que se ha producido la entrega.

Posteriormente, dicha copia básica se enviará a la oficina de empleo. Cuando no exista representación legal de los trabajadores también deberá formalizarse copia básica y remitirse a la oficina de empleo

) Los representantes de la Administración, así como los de las organizaciones sindicales y de las asociaciones empresariales, que tengan acceso a la copia básica de los contratos en virtud de su pertenencia a los órganos de participación institucional que reglamentariamente tengan tales facultades, observarán sigilo profesional, no pudiendo utilizar dicha documentación para fines distintos de los que motivaron su conocimiento.

Cualquiera de las partes podrá exigir que el contrato se formalice por escrito, incluso durante el transcurso de la relación laboral.

Cuando la relación laboral sea de duración superior a cuatro semanas, el empresario deberá informar por escrito al trabajador, en los términos y plazos que se establezcan reglamentariamente, sobre los elementos esenciales del contrato y las principales condiciones de ejecución de la prestación laboral, siempre que tales elementos y condiciones no figuren en el contrato de trabajo formalizado por escrito.

Artículo 9. Validez del contrato.
Si resultase nula sólo una parte del contrato de trabajo, éste permanecerá válido en lo restante, y se entenderá completado con los preceptos jurídicos adecuados conforme a lo dispuesto en el número uno del artículo tercero de esta Ley.

Si el trabajador tuviera asignadas condiciones o retribuciones especiales en virtud de contraprestaciones establecidas en la parte no válida del contrato, la jurisdicción competente que a instancia de parte declare la nulidad hará el debido pronunciamiento sobre la subsistencia o supresión en todo o en parte de dichas condiciones o retribuciones.

En caso de que el contrato resultase nulo, el trabajador podrá exigir, por el trabajo que ya hubiese prestado, la remuneración consiguiente a un contrato válido.


SECCIÓN 4.ª MODALIDADES DEL CONTRATO DE TRABAJO

Artículo 10. Trabajo en común y contrato de grupo.
Si el empresario diera un trabajo en común a un grupo de sus trabajadores, conservará respecto de cada uno, individualmente, sus derechos y deberes.

Si el empresario hubiese celebrado un contrato con un grupo de trabajadores considerado en su totalidad, no tendrá frente a cada uno de sus miembros los derechos y deberes que como tal le competen. El jefe del grupo ostentará la representación de los que lo integren, respondiendo de las obligaciones inherentes a dicha representación.

Si el trabajador, conforme a lo pactado por escrito, asociare a su trabajo un auxiliar o ayudante, el empresario de aquél lo será también de éste.

Artículo 11. Contratos formativos.
El contrato de trabajo en prácticas podrá concertarse con quienes estuvieran en posesión de título universitario o de formación profesional de grado medio o superior, o títulos oficialmente reconocidos como equivalentes, que habiliten para el ejercicio profesional, dentro de los cuatro años inmediatamente siguientes a la terminación de los correspondientes estudios, de acuerdo con las siguientes reglas:

) El puesto de trabajo deberá permitir la obtención de la práctica profesional adecuada al nivel de estudios cursados.

) La duración del contrato no podrá ser inferior a seis meses ni exceder de dos años, dentro de cuyos límites los convenios colectivos de ámbito sectorial podrán determinar la duración del contrato, atendiendo a las características del sector y de las prácticas a realizar.

) Ningún trabajador podrá estar contratado en prácticas en la misma o distinta empresa por tiempo superior a dos años en virtud de la misma titulación.

) Salvo lo dispuesto en convenio colectivo, el período de prueba no podrá ser superior a un mes para los contratos en prácticas celebrados con trabajadores que estén en posesión de título de grado medio, ni a dos meses para los contratos en prácticas celebrados con trabajadores que estén en posesión de título de grado superior.

) La retribución del trabajador será la fijada en convenio colectivo para los trabajadores en prácticas, sin que, en su defecto, pueda ser inferior al 60 o al 75 por 100, durante el primero o el segundo año de vigencia del contrato, respectivamente, del salario fijado en convenio para un trabajador que desempeñe el mismo o equivalente puesto de trabajo.

) Si al término del contrato el trabajador se incorporase sin solución de continuidad a la empresa no podrá concertarse un nuevo período de prueba, computándose la duración de las prácticas a efectos de antigüedad en la empresa.

El contrato de aprendizaje tendrá por objeto la adquisición de la formación teórica y práctica necesaria para el desempeño adecuado de un oficio o puesto de trabajo cualificado y se regirá por las siguientes reglas:

) Se podrá celebrar con trabajadores mayores de dieciséis años y menores de veinticinco años que no tengan la titulación requerida para formalizar contrato en prácticas. No se aplicará el límite máximo de edad cuando el contrato se concierte con un trabajador minusválido.

) Reglamentariamente se determinará el número máximo de aprendices que las empresas puedan contratar en función de su plantilla.

) La duración del contrato no podrá ser inferior a seis meses ni exceder de tres años, salvo que por convenio colectivo de ámbito sectorial se fijen duraciones distintas, atendiendo a las peculiaridades del sector y de los puestos de trabajo a desempeñar.

) Expirada la duración máxima del contrato de aprendizaje, ningún trabajador podrá ser contratado bajo esta modalidad por la misma o distinta empresa.

No se podrán celebrar contratos de aprendizaje que tengan por objeto la cualificación para un puesto de trabajo que haya sido desempeñado con anterioridad por el trabajador en la misma empresa por tiempo superior a doce meses.

) Los tiempos dedicados a formación teórica deberán alternarse con los de trabajo efectivo, o concentrarse en los términos que se establezcan en el correspondiente convenio colectivo o, en su defecto, en el contrato de trabajo, sin que el tiempo global correspondiente a aquélla pueda ser inferior a un 15 por 100 de la jornada máxima prevista en convenio colectivo.

Cuando el aprendiz no haya finalizado los ciclos educativos comprendidos en la escolaridad obligatoria, la formación teórica tendrá por objeto inmediato completar dicha educación.

El trabajo efectivo que preste el trabajador en la empresa deberá estar relacionado con las tareas propias del nivel ocupacional u oficio objeto del aprendizaje.

Se entenderá cumplido el requisito de formación teórica cuando el aprendiz acredite, mediante certificación de la Administración pública competente, que ha realizado un curso de formación profesional ocupacional adecuado al oficio o puesto de trabajo objeto de aprendizaje. En este caso, la retribución del trabajador se incrementará proporcionalmente al tiempo no dedicado a la formación teórica.

Las empresas que incumplan sus obligaciones en relación con la formación teórica deberán abonar al trabajador, en concepto de indemnización, una cantidad igual a la diferencia que exista entre el salario percibido por el trabajador, en virtud del tiempo de formación teórica pactada en el contrato, y el salario mínimo interprofesional o el pactado en convenio colectivo, sin perjuicio de la sanción.

Formación continuada cursos activos :



Rliras asesores :



Centro Nutrición :



Efstudio7 :



Copyrigth © fesitessillesbalears.org 2008.  Disseny NWC